ENTRADAS Y VISITAS: Sin colas, paseos guiados

El monumento

Los anexos perdidos del Coliseo: la estatua de Nerón y la fuente Meta Sudans

la estatua de Nerón

La gran estatua y la fuente

La ubicación del Coliseo era y es única. Se encuentra en el corazón neurálgico de la Antigua Roma, donde se desarrollaba la vida de los antiguos romanos. Quedaba así anexo a los Foros, el punto clave de la urbe, donde los romanos llevaban a cabo sus actividades económicas, políticas y sociales. Las edificaciones que lo envuelven y lo rodearon contribuyeron a constituir la importancia y magnificencia del lugar donde se encuentra ubicado.

Entre los edificios o monumentos destacados hay dos que por desgracia ya no se pueden ver hoy en día, y de los cuales hablaremos a continuación, la gran fuente monumental y la enorme estatua del emperador Nerón.


La gran fuente monumental

Meta Sudans: Así es como se llamaba la impresionante fuente que se encontraba justo entre la estatua del emperador Nerón y el Arco de Constantino (actualmente en pie). Su construcción se remonta a finales del siglo I d. C. bajo Domiciano.

Su forma era cilíndrica, rematada por un alto cono, de más de 17 metros, y con un núcleo de hormigón. Estaba rodeada por un estanque de unos 16 metros de diámetro y casi metro y medio de profundidad. Su nombre deriva del objeto que se colocaba en los circos romanos (meta) en cada esquina de la espina central, alrededor de la cual giraban los carros.

Por otra parte “Sudans” quiere decir literalmente sudar, ya que el agua que brotaba de la fuente emergía a través de varios pequeños agujeros, recordando la sudoración. Además de surtidor monumental servía también como lugar de inflexión en la procesión triunfal que discurría a lo largo de la Vía Triumphalis, hacia la Vía Sacra y el Palatino. La fuente perduró a lo largo de los siglos. Por los últimos testimonios que se tienen de la misma, fotografías del siglo XIX y XX, se puede ver que solamente se conservaban 9 metros de su altura, y había perdido su revestimiento, y gran parte de su suntuosidad. Finalmente fue derruida por Mussolini en el 1936.


El Gran Coloso de Nerón

Coloso de Nerón: Esta fue una imponente estatua de bronce dorado construida en las cercanías del Foro, que representaba al emperador Nerón, con los atributos y fisionomía del dios Sol. Su altura era de más de 30 metros. Cuando se realizó, se ubicó en el vestíbulo de la domus de Nerón, que se estaba construyendo en pleno centro de la urbe. La ubicación tan cercana de esta extraordinaria efigie acabó dándole el nombre al edificio de espectáculos anexo.

Más adelante, otro emperador, Vespasiano, tras el incendió que sufrió la domus neroniana, quiso trasladar esta estatua. La colocó un poco más cercana al Coliseo, para lo que necesitó la fuerza de más de viente elefantes para desplazar semejante elemento. Además modificó ligeramente la imagen para que se identificara plenamente con el dios Sol y dejara de tener los rasgos de Nerón. En el lugar donde se encontraba construyó un impresionante templo, dedicado a Venus y Roma, y donde quedan algunos vestigios de lo cimientos de tufo donde se elevaba la escultura. De nuevo fue modificada con Cómodo, que la dotó de sus facciones.

No se sabe bien cuando desapareció, pero se deja de saber de ella a partir del siglo IV d. C.. El basamento de la siguiente ubicación, tras su traslado con Vespasiano, se conservó hasta 1936 cuando fue retirado por Mussolini.


¿Te gustó este artículo?

Valóralo

Nota media 5 / 5. Votos recibidos: 3

Reportajes relacionados
El monumento

El significado simbólico de los juegos romanos en el Coliseo

El monumento

Los subterráneos del Coliseo de Roma

El monumento

Qué ver en el Coliseo. Cuáles son las zonas visitables

El monumento

El Coliseo y el Cristianismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *